Si hay un hecho que se ha convertido en indiscutible, es que la protección de datos es una de las piezas angulares tanto en estrategias de preparación ante desastres y continuidad del negocio, como para seguridad de datos y privacidad de la información.

La creciente frecuencia tanto de desastres naturales como provocados por el hombre, las brechas de información y la divulgación no autorizada de datos, han contribuido a hacer de la protección de datos una preocupación prioritaria para las organizaciones de todos los tamaños y en todas las industrias.

Hoy en día, no hay ninguna organización (o no debería haberla) que no tenga desplegado un sistema de copias de seguridad que permita primeramente salvaguardar los datos de forma segura, a la vez que restaurarlos de forma rápida y eficaz.

La elección de nuestro sistema de copias de seguridad va a depender mucho de nuestro entorno, preferencias, estrategia… Pero me voy a centrar en explicar los beneficios y ventajas (que son muchas) del almacenamiento en cinta y de cuando, o en qué situación, puede ser interesante optar por este modelo.

El almacenamiento en cinta sigue siendo un incondicional en la copia de datos y el almacenamiento externo, ya que ofrece protección fiable, y es muy recomendable para datos que requieren retención a largo plazo. Al contrario de lo que se pueda pensar, su uso está creciendo a medida que los medios de cinta son de mayor capacidad y las mejoras tecnológicas ofrecen una mayor facilidad de uso y permiten conectividad con otros sistemas de almacenamiento.

Debido a este hecho los principales proveedores que ofrecen servicios en la nube han comenzado a abrazar la cinta en sus servicios ya que ofrecen mayor crecimiento de capacidad que cualquier otro medio. Tanto es esto, que podemos tener la certeza de que de los 160 zettabytes que se presupone habrá en 2024, muchos de ellos estarán alojados en este tipo de medios.

No obstante, si dejamos los gigantes tecnológicos y nos centramos en cualquier otra empresa de nuestro tejido industrial, ¿qué ventajas nos puede aportar?

  • Relación coste/beneficio. Continúa siendo la forma más barata de mantener una copia secundaria de los datos de forma segura y a muy largo plazo. Podemos estimar en mucho menos de un céntimo de euro por gigabyte. Además, la podemos conservar de forma inalterable siempre que se conserve en condiciones de temperatura y humedad estables.
  • Mayor capacidad y densidad. La capacidad de la cinta está muy por encima de lo que pueden ofrecer los actuales discos HDD o SSD. El récord mundial lo patenta IBM habiendo podido capturar 330TB de datos sin comprimir en un cartucho que puede caber en la palma de la mano. De hecho, IBM es uno de los grandes players que se ha planteado la evolución de esta tecnología, y han reducido el espacio físico a la vez que han mejorado de una forma increíble la densidad de almacenamiento.
  • Mayor seguridad. Podemos realizar un cifrado de los datos que se guardarán de forma permanente en una cinta individual. También evitamos accesos no autorizados, a la vez que podemos dormir tranquilos de que nuestra información está totalmente a salvo del malware.
  • Baja inversión. No requiere de grandes inversiones, si se requiere de mayor espacio tan solo tenemos que comprar otro cartucho, pudiendo almacenar mucha información en poco espacio físico.

Además, y gracias a las innovaciones en bibliotecas de cintas, autocargadores y a los avances en virtualización, podemos copiar y mover fácilmente datos a almacenamiento en cloud privado, híbrido o público, incrementando la seguridad, la flexibilidad y la rentabilidad para el archivado y la copia de seguridad y recuperación.

La tendencia nos dice que, debido al aumento de datos no estructurados, los sistemas cognitivos y de análisis, se va a apostar por sistemas que integren productos de software define storage, con tecnología flash (que ofrece grandes rendimientos) y almacenamiento en cinta ya que nos puede proveer de gran capacidad a bajo coste.

La cinta es, sin lugar a duda, una opción más que interesante para el almacenamiento de larga duración, ya que puede hacernos optimizar costes a la vez que tenemos la certeza de que nuestra información está segura. En un mundo donde la información nos gobierna y donde cada vez ocupa más espacio, se vuelve más necesario un lugar donde almacenarla. Poder almacenar tal cantidad por tan ínfimo coste es una auténtica ganga para cualquier negocio que trabaje con volúmenes de información muy grandes.

Leave a Reply