NOVEDADES 2017 PARA LA BONIFICACIÓN DEL CRÉDITO EN TELEFORMACIÓN

Recientemente, la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (FUNDAE) (hasta 2015 conocida como “Fundación Tripartita para el Empleo”) ha publicado algunas recomendaciones y novedades con respecto a los requisitos para la bonificación del crédito de formación en modalidad e-learning. En este artículo os vamos a explicar las más destacadas:

Importancia de la bonificación del crédito

Es un hecho que la bonificación del crédito de la formación es un factor clave en los planes formativos de las empresas. En España, desde el 1 de enero de 2017, en torno a 30.000 empresas ya hacen uso de su crédito de formación para este año (296 millones de euros), donde más de la tercera parte corresponde a la impartición de acciones de teleformación.
En el momento de planificar y diseñar la acción de teleformación, es importante tener en cuenta los requisitos y aspectos clave para que sea bonificable.

Diferencia entre “teleformación” y “formación a distancia”

Antes de conocer las novedades para la bonificación, conviene recordar que el término “teleformación” equivale a lo que, con frecuencia denominamos como “e-learning”, “formación online” o “formación virtual, esto es, formación que se realiza a través de una plataforma LMS posibilitando la interacción de los participantes entre ellos, con los tutores y con los recursos que ésta ofrece.

Es muy importante no confundirla con la “formación a distancia”, la cual no es objeto de bonificación desde 2015. FUNDAE entiende por “formación a distancia” cuando al alumno se le remite un material didáctico sin uso de entornos virtuales de aprendizaje.

Novedades 2017

Dentro de los requisitos que establece FUNDAE para bonificar la formación podemos destacar los siguientes:

El número de horas comunicadas se debe corresponder con el tiempo medio en el que un alumno adquiere los conocimientos programados.

Para determinar la duración se debe de considerar el perfil de los participantes (ritmo de aprendizaje e itinerario formativo previsto para ellos) y los contenidos a impartir, las actividades programadas por la plataforma o el tutor, entre otros factores.
Todo ello debe venir soportado y explicado en una Guía Didáctica (que recoja objetivos, resumen de contenidos, metodología, tutoría, calendario, seguimiento, controles y sistema de evaluación). Esta Guía Didáctica debe estar a disposición de los Órganos de Control de FUNDAE.

Para considerar un alumno como “finalizado” y por tanto bonificable

éste tiene que haber visitado y realizado al menos el 75% de las actividades de aprendizaje y al menos el 75% de los controles periódicos de seguimiento del aprendizaje. Asimismo, se exige que el tiempo medio de conexión de un alumno debe de estar en torno al 75% de las horas de la acción formativa, de manera que garantice el objetivo de aprendizaje.

El alumno debe realizar el itinerario formativo de acuerdo con la secuencia diseñada para el aprendizaje de los contenidos.

Las pruebas de evaluación se realizarán por el alumno una vez haya accedido a los contenidos correspondientes siguiendo la planificación y secuencia adecuada.

La plataforma debe soportar contenidos en formato multimedia

Asimismo:

  • El alumno debe acceder a la plataforma como “usuario autorizado”.
  • Debe permitir la interacción entre participantes y tutor/es.
  • Poseer las licencias adecuadas.
  • Disponibilidad 24/7.
  • Permitir acceso simultáneo a todos los usuarios con un ancho de banda uniforme durante el curso.
  • La plataforma y los contenidos deben de ser accesibles para las personas con discapacidad.
  • Back up periódico que garantice la recuperación de la totalidad de los datos.
  • Respeto a la Ley de protección de datos de carácter personal 15/1999 de 13 de diciembre.

 

Novedades 2017 en la bonificación de la teleformación

Cuadro – resumen de las novedades 2017 en la bonificación de la teleformación

 

Deben quedar registros de actividad que pueden ser objeto de inspección por los órganos de control de FUNDAE.

  • Los tiempos de conexión de los participantes durante el curso.
  • La trazabilidad (secuencia de navegación) de la actividad del alumno que sea conforme al itinerario formativo previsto.
  • Los controles de aprendizaje y su resultado.
  • La asistencia tutorial.
  • La interactividad de los participantes a través de la plataforma (resolución de dudas, correcciones de las pruebas…)

Las herramientas de comunicación que deberán estar integradas en la plataforma son: foro y chat, visualización de usuarios en línea y otras como mensajería, mail o Skype.

La finalidad es facilitar la interacción entre usuarios y tutor y entre alumnos.

Se admiten diferentes tipos de actividad tutorial (Foro, Skype, Videoconferencia, correo electrónico…)

Siempre que pueda quedar registro de la misma y garanticen la interacción. Importante: no es válida la tutoría exclusivamente por teléfono.

El número máximo de alumnos por tutor y grupo es de 80.

En la plataforma debe incluirse una reseña profesional de los tutores

Si bien no se requiere una titulación específica, sí es requisito garantizar la correcta atención e información a los alumnos. Los tutores deben tener una formación metodológica en tutorías de teleformación y/o experiencia de al menos 30 horas.

Se admite que las actividades de dinamización sean realizadas por tutores virtuales o automatizados

Aunque siempre deberá ir acompañado de la figura de un tutor-formador con conocimientos de la materia.

Un grupo puede tener más de un tutor (tutores dinamizadores y tutores-formadores expertos)

Una o más personas deben realizar las funciones de dinamización y de formación con expertise y capacitación para la impartición de los contenidos.

El número de horas de disponibilidad del tutor queda limitado al número de horas de la actividad formativa.

El cuestionario de evaluación/satisfacción debe estar accesible en la plataforma.

Después de finalizar el curso, el usuario y clave del alumno deben permanecer activos hasta un mes después

Para facilitar labores de seguimiento y control.

De cara a posibles actuaciones de seguimiento y control, se debe conservar durante cuatro años.

  • La documentación/soporte acreditativo del curso. Contenidos y recursos didácticos.
  • Registros de actividad/interacción
  • Pruebas de evaluación
  • Guía didáctica.
  • Curriculum y acreditaciones del tutor-formador.
  • Acreditación de entrega de cuestionarios de evaluación.
  • Acreditación de entrega de Certificados de participación o Diplomas.

Si queréis ampliar información sobre este tema, podéis descargaros la grabación del Webinar Novedades 2017 en la bonificación de la teleformación.

Leave a Reply

¿Quieres conocer lo último en tecnología y marketing?

¿Quieres conocer lo último en tecnología y marketing?


You have Successfully Subscribed!