La atención a los ancianos y a otras personas en situación de dependencia, así como la promoción de la autonomía personal, es la base de la Ley de Dependencia del año 2006. Con ella se pretende atender las necesidades de aquellas personas que, por encontrarse en situación de especial vulnerabilidad requiriendo apoyos para desarrollar las actividades básicas de la vida diaria, pretenden mantener su autonomía personal.

Como apoyo a la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de Dependencia, se publicó la norma UNE 158101 “Servicios para la promoción de la autonomía personal. Gestión de los centros residenciales y centros residenciales con centro de día o centro de noche integrado” con el objeto de normalizar los servicios y prestaciones de los centros asistenciales para dar a los usuarios, familias y a la sociedad en general, confianza en el servicio prestado.

En esta norma se recogen los requisitos y el nivel de prestación de servicios mínimos requeridos que deben cumplir los centros residenciales para personas mayores y para personas en situación de dependencia, tanto públicos como privados. Esta norma incide en la gestión de las instalaciones, la prestación de servicio y la gestión de la calidad.

Forma parte de una familia de normas UNE 158000 asociadas a la gestión del sector de residencias para personas mayores o personas con discapacidad.

Otra de las normas es la UNE 158201, relativa a la gestión de centros de día y de noche. Con esta norma se pretende que los centros de día cuenten con un programa de acciones que fomenten la adaptación, la participación y la integración de los usuarios en la sociedad.

La norma 158301 regula la gestión del servicio de ayuda a domicilio, en la que se establecen una serie de obligaciones y garantías que el centro ha de asumir ante el usuario.

Por último, la norma UNE 158401 especifica los requisitos mínimos del servicio que debe cumplir la teleasistencia, ya sea fija o móvil.

 

Cómo implementar la norma 158101 paso a paso

 

Primer paso: Diagnóstico inicial

En esta fase mediante un diagnóstico in situ se diseña el mapa de procesos, a partir del cual se desarrollan los documentos para cada uno de los procesos del sistema de gestión.

Además, se detectan posibles incumplimientos legales y reglamentarios, que deberán ser subsanados para poder finalizar con éxito la implantación de la norma.

Segundo paso: Desarrollo del sistema de gestión

De cada uno de los procesos, se elaboran borradores de documentos (fichas de proceso, procedimientos, protocolos, formatos…) que serán revisados antes de ser aprobados y distribuidos por la organización para su implantación.

Tercer paso: Implantación del sistema de gestión

La dirección de los centros debe ser capaz de implicar a todo el personal en el proyecto para la implantación del sistema de gestión.

Como fruto de la implantación, se irán generando una serie de evidencias de la conformidad de los procesos y de los requisitos legales o de cliente que son de aplicación.

Cuarto paso: Auditoría interna y acciones correctivas

En esta fase se pretende evaluar el grado de implantación del sistema de gestión y los resultados obtenidos, por una parte competente e independiente, con la finalidad de detectar áreas de mejora o no conformidades.

Estas no conformidades deben ser tratadas para eliminar la causa raíz y evitar su repetición mediante el establecimiento de acciones correctivas.

Quinto paso: Certificación

En este paso, una entidad de certificación mediante la realización de una auditoría interna determina la adecuación del sistema de gestión y el cumplimiento de los requisitos legales y reglamentarios de aplicación.

En el caso de detectar no conformidades, el centro deberá presentar las acciones correctivas pertinentes, antes de la obtención del certificado.

 

Beneficios de la implantación de las Normas 158000

 

  • Facilitar el cumplimiento de los requisitos básicos de la Administración y aquellos asociados a las plazas concertadas.
  • Visibilizar el compromiso de la organización con la promoción de la autonomía personal y el cuidado de personas dependientes.
  • Mejorar de forma continua los servicios prestados por el centro para alcanzar los fines previstos.
  • Confianza, veracidad y credibilidad.
  • Imagen positiva con las partes interesadas internas y externas.

 

Leave a Reply