¿A quién pertenecen los datos que genera mi pulsera inteligente? ¿Qué pasa si alquilo una casa que incorpora sistemas domóticos de IoT? Existen muchas incertidumbres acerca del futuro legislativo de una tecnología tan cercana al usuario como el Internet de las Cosas, que avanza de forma imparable, estando previsto que en 2023 haya unos 40.000 dispositivos conectados en el mundo. Junto con la seguridad, es uno de los stoppers principales que está frenando el desarrollo exponencial de nuestros dispositivos conectados.

La Organización Internacional de Normalización (ISO) se ha adelantado a los acontecimientos publicando el primer estándar internacional de arquitectura de referencia de Internet de las Cosas, norma que facilita la creación de un marco común para el desarrollo de la tecnología de los dispositivos conectados. Con este estándar se pretende estandarizar internacionalmente la arquitectura de referencia de proyectos de Internet de las Cosas, donde unificando vocabulario, diseños y buenas prácticas se consiga “garantizar seguridad, confianza y una base tecnológica con medidas y sistemas robustos”.

El estándar denominado ISO/IEC 30141:2018 Internet de las Cosas (IoT)- Arquitectura de Referencia, está pensado para ser usado por desarrolladores de aplicaciones de IoT que busquen crear sistemas seguros, que cumplan las normativas de privacidad, fiables y con una alta disponibilidad para hacer frente a ciberataques o catástrofes naturales.

Se muestra a continuación una previsualización del contenido del estándar:

estandar

Las normas internacionales que siguen en revisión en materia de Internet de las Cosas, más en concreto en Industria 4.0, alcanzan a ser ya más de 600. Estas normas buscan la eficiencia en la implantación y despliegue de estas nuevas tendencias, así como su correcto funcionamiento en cuanto a aspectos como interoperabilidad, conectividad, ciberseguridad, robótica avanzada o impresión 3D.

Concretamente, en California (EEUU) se aprobó en octubre una ley sobre seguridad en dispositivos conectados, que obliga a los fabricantes a tener en cuenta medidas razonables de seguridad. Por otro lado, en España se ha publicado la Especificación UNE 0060 Industria 4.0. Sistema de gestión para la digitalización, que persigue el objetivo de favorecer la digitalización de la industria española, a través de un sistema de gestión eficaz.

 Esto sólo es el principio de un largo camino por emprender. La respuesta a las preguntas que se plantean sigue siendo una incógnita…CONTINUARÁ.

 

 

Artículo redactado por: Gabriel García y Laura Ramos

Leave a Reply