Email Marketing I: Dudas frecuentes

El email sigue siendo el mejor amigo de cualquier estrategia de marketing de una Pyme o un negocio B2B.
A pesar de algunos estudios que lo citan ya como en decadencia, el email marketing se mantiene como la herramienta más popular para generar leads y conversiones. Los principales motivos: es rentable, rápido, directo y medible.

Desafortunadamente, el email también puede ser tu peor enemigo.
Seguramente, hoy mismo, durante tu jornada laboral, has recibido un buen número de emails que invitan a que des directamente al botón de “baja”.

Construir una buena reputación de email a través de tu público objetivo conlleva un largo proceso. Exige una monitorización continua y, sobre todo, exige que tengas que hacerlo bien en todo momento. Es muy sencillo terminar con meses de duro trabajo con solamente un par de malas acciones de marketing.

Vamos a comentar las 3 dudas más frecuentes del email marketing hoy en día y vamos a proponer soluciones para afrontarlas.

RELEVANCIA

Según estudios, 4 de cada 10 usuarios marcan los mensajes de correo electrónico como “no deseado”. Esto se debe a que muchas campañas de email fallan en su objetivo de impactar.
La relevancia es personal. Es lo que cada usuario, a nivel individual, desea leer, clicar o mirar.

¿Cuál es el secreto para conseguir un email relevante?

Muy sencillo. Averigua lo que le interesa a tu usuario. Puedes tener el producto o servicio más atractivo del planeta, pero si es irrelevante para el destinatario, entonces se convertirá en correo no deseado.
Un usuario se suscribe a tu newsletter. Te ha dado acceso exclusivo a su bandeja de entrada. No cometas el error de pensar que esto significa que va a estar interesado en todo lo que le envías. Muchos usuarios se suscriben para conseguir una oferta puntual o sólo están interesado en un producto o servicio concreto de los muchos que ofreces. No sólo eso, sino lo que tu usuario puede considerar como compra para hoy, puede cambiar y evolucionar con el tiempo.

Antes de comenzar una campaña de email, deberías plantearte algunas preguntas, que pueden variar según cada negocio:

  • ¿Conoces a tus usuarios?
  • ¿Sabes qué productos o servicios son los que les interesan de tu marca?
  • ¿A qué hora del día suelen interactuar?
  • ¿Son usuarios habituales?

Hay buenas y malas noticias sobre este análisis. La buena noticia es que ya tienes esta información en tu mano. La mala es que probablemente no sabes cómo usarla. Aquí tienes algunas soluciones:

  1. Segmenta
  2. Convierte un envío masivo en una campaña de email con objetivo preciso. Descompón tu lista en pequeños grupos que te permita enviar contenido personalizado a aquellas personas que responderán con más probabilidad de forma positiva.

  3. Automatiza
  4. Va de la mano de una buena segmentación. Una campaña de email automatizada te ahorra tiempo, esfuerzo y dinero. Te permite personalizar tu campaña enviando los mails más importantes en el momento en el que tu cliente es más receptivo.

En el post “¿Necesito una herramienta de automatización de marketing?” analizamos las claves y ventajas de contar con una herramienta que nos facilite esta tarea.

FRECUENCIA

Cuantos más emails envías mejor para tu ratio de clics, ¿verdad? Pues sí, y no.
Sí, en cuanto a que más probabilidades de hacer más negocio si te comunicas con tus clientes potenciales más menudo. Pero, según un estudio de Marketing Sherpa, la primera razón para darse de baja es que se reciben demasiados.
El envío de emails con frecuencia tiene ventajas y desventajas.

Ventajas:

  • Si estableces un contacto frecuente, construyes relaciones con potenciales y con clientes
  • Aportas confianza
  • Incrementas las probabilidades de que te tengan en mente para cuando decidan comprar


Desventajas:

  • El contacto demasiado frecuente puede hacer que dejes de comunicarte correctamente
  • Hay una correlación negativa entre la frecuencia de los emails y su ratio de interacción
  • Favorece que se den de baja


¿Cuánto es demasiado?
No existe un número mágico. El email marketing traza una fina línea entre la participación genuina de tus usuarios y su enfado o molestia.
Se necesita una constante vigilancia y testeo para hacerlo correctamente.
La frecuencia correcta de emails será diferente para cada negocio y dependerá de muchos factores distintos. La clave está en segmentar y analizar.

CAPACIDAD DE ENTREGA

Según estudios, el 17% de los emails nunca llegarán a su destinatario. Las personas cambian de trabajo, de preferencias, etc. Y sus emails también. Cuando se trata de estrategia B2B, en el transcurso de un año puedes perder hasta un 25% de los contactos de tu base de datos.

¿Cuántos contactos tienes en tu base de datos?
Si reduces la lista, será más efectiva.
Podrías pensar que es un riesgo, pero aquí hablamos de calidad y no cantidad. Mantener una lista limpia se traduce en más efectividad, aumento de la participación y mayor conversión.
Eliminar a destinatarios inactivos, duplicados o no interesados, así como intentar arreglar errores tipográficos ayudará a que tu base de datos esté lo más limpia posible.

He tratado de resumir algunas de las principales dudas que os puedan surgir a la hora de hacer un envío. Como supongo que tendréis muchas más, en las próximas semanas publicaremos en “La Innovación Necesaria” más artículos para orientaros en vuestra estrategia de email marketing ¡espero que os sirvan de ayuda!

Leave a Reply

¿Quieres conocer lo último en tecnología y marketing?

¿Quieres conocer lo último en tecnología y marketing?


You have Successfully Subscribed!