El juego de “Quién es Quién” en el BI

Administrativos, directores, programadores, CEOs, personal de mantenimiento y hasta de limpieza…todos quieren ayudar a crear el proyecto de BI, una herramienta mágica que exprimirá al máximo el potencial de la empresa y la hará brillar en la oscuridad.

Pero no todos jugarán el mismo papel en esta obra, sino que cada participante o miembro del ‘Equipo de Proyecto’ tendrá unas funciones determinadas según su grado de participación:

Usuarios Avanzados: personal veterano que conoce mejor que nadie el área productiva de la empresa. Sus consejos y punto de vista serán cruciales para ayudarnos a entender el funcionamiento de la misma así como sus fuentes de información.
Usuarios Clave: destinatarios del producto final, habitualmente distribuidos entre la dirección y la gerencia. Transmitirán las necesidades de información según el plan de negocio y estrategia de la compañía.
Consultores: los responsables de entrevistar a todos los anteriores y documentar la toma de requisitos, tanto los transmitidos por los usuarios clave como aquellos detectados motu propio.
Programadores: se encargarán de traducir las especificaciones de los consultores en líneas y líneas de código pasando horas delante de su equipo. Habrá que procurar que los documentos funcionales que lleguen a sus manos sean claros y precisos, ya que son los que elaborarán el producto final entregable.
Co-Manager o ‘responsable de proyecto en cliente’: figura destacada que velará porque los usuarios faciliten toda la información necesaria a los consultores, en el formato determinado y respetando la agenda establecida. Se trata de un rol totalmente necesario, ya que su status quo respecto a los usuarios le permitirá exigir resultados de una manera que no podría hacerlo el jefe de proyecto, al ser éste un miembro externo a la empresa.
Jefe de Proyecto: responsable último de la solución. Elaborará la agenda de trabajo, se asegurará de que los requisitos funcionales sean validados por los usuarios clave y actuará como nexo de unión entre el resto de miembros del equipo. Colaborará estrechamente y se apoyará en todo momento en el Co-Manager para conseguir que el proyecto se concluya satisfactoriamente.

Conocer el papel de cada miembro del equipo, así como el tuyo propio, se convertirá en la piedra rosetta para traducir las necesidades del cliente en un producto a la altura de sus expectativas.

 

Autor: Fernando García

Leave a Reply

¿Quieres conocer lo último en tecnología y marketing?

¿Quieres conocer lo último en tecnología y marketing?


You have Successfully Subscribed!