Ecommerce, más cerca que nunca del consumidor

El estado de alarma en el que actualmente se encuentra España y el mundo entero ha hecho que los hábitos de compra de los consumidores cambien. El hecho de salir de casa solo para comprar lo imprescindible ha derivado en un aumento de las compras online.

Según datos recogidos por UNO, Organización Empresarial de Logística y Transporte, el ecommerce ha aumentado un 50% desde que se comenzó el confinamiento. Cabe destacar que no ha afectado de igual manera a todos los sectores. Las empresas de alimentación (+168%) y farmacias son las que han experimentado este crecimiento por completo. Pero conforme va avanzando la desescalada otro tipo de sectores se están beneficiando de ello, como son: deporte, decoración, jardinería…

Muchos empresarios llevan tiempo apostado por la multicanalidad, O2O, offline to online o online to offline, atraer a los clientes desde el establecimiento físico hasta la web o viceversa. Los cambios sufridos debido al COVID-19 han reforzado y consolidado esta idea. Empresas que no contaban con presencia digital se han visto forzadas a tenerla para mantener vivo el consumo de sus productos o servicios y otras han surgido de cero naciendo únicamente de manera online. Los consumidores han tenido mucho tiempo durante el confinamiento para investigar, encontrar marcas y productos nuevos, comparar precios, ofertas, características. Los consumidores se han vuelto unos expertos, lo que se traduce en que se han convertido en consumidores más exigentes que antes del confinamiento.  

¿Qué valoran los consumidores al consultar un ecommerce?

Las dos cosas más valoradas por los consumidores a la hora de elegir un ecommerce son: la confianza que les transmita y el valor añadido que les aporte.

  • Confianza: La confianza juega un papel fundamental a la hora de comprar, tanto ahora como antes del confinamiento. Una marca tiene que transmitir fiabilidad para que los consumidores acepten y se interesen por sus productos o servicios.  Lo primero en lo que se fijan los consumidores es que la marca sea fiable y les aporte confianza.
  • Valor añadido: Los consumidores no solo buscan una compra, buscan algo más, una recomendación, un consejo, algo que les haga sentir cercanos a la marca e importantes, únicos.

¿Qué beneficios te aporta un ecommerce a tu negocio?

  • No tienes limitaciones geográficas. Dependiendo el tamaño del negocio puedes limitar envíos o disponibilidad del servicio al nivel nacional, pero siempre que quieras y puedas puedes llegar a todas las personas del mundo.
  • Ofertar más gama de productos.
  • Más información de los consumidores. A través de las valoraciones tendremos todo tipo de información. Lo que estamos haciendo bien, lo que estamos haciendo mal, los gustos de los consumidores, sus peticiones, deseos… Toda esta información nos permitirá poder mejorar y ofrecer lo que realmente interesa al consumidor.
  • Ofrecer más información sobre el producto o servicio a los clientes. Los clientes podrán comparar diferentes productos o servicios según sus características y seleccionar el que realmente cubra sus necesidades.
  • Venta las 24 horas, los 365 días del año. Siempre abierto, no importa la hora que sea, ni que día sea. Una de las mayores ventajas de un ecommerce es la libertad para los consumidores de hacer una compra.

Y ahora, ¿qué sucederá con el comercio cuando termine el confinamiento?

Los “escaparates online” es la nueva realidad de las empresas, por ello la importancia de contar con un ecommerce. Ningún experto se ha pronunciado al respecto sobre qué ocurrirá cuando volvamos por completo a la nueva normalidad, pero los consumidores no van a ser los mismos, se han acostumbrado a nuevos hábitos de compra y se han convertido en más exigentes.

Durante esta etapa muchas empresas han dado el salto digital, pero muy pocas se han preparado y han diseñado una estrategia previa para que todo funcione, no solamente cuando la demanda es muy alta. Algo que está claro, estar en Internet aporta mayor probabilidad de compra, pero también mayor número de competidores. Por ello, hay que pensar más allá de crear un ecommerce, a esta estrategia hay que acompañarla de más cosas para que todo funcione en consonancia. Por ejemplo, desarrollar una estrategia SEO, crea y alimentar los canales sociales, si no los tenemos, y si los tenemos ahora más que nunca hay que potenciarlos y sacarles el máximo partido, invertir en publicidad digital, etc. En resumen, tener un Plan de Marketing Digital claro y potente.

El crecimiento de la venta online es un hecho y hay que aprovechar la oportunidad. No la pierdas e infórmate de las posibilidades que tiene tu negocio de implantar una plataforma ecommerce. ¿Hablamos?

Leave a Reply

¿Quieres conocer lo último en tecnología y marketing?

¿Quieres conocer lo último en tecnología y marketing?

Gracias por inscribirte al blog de La Innovación necesaria.