¿Dispone mi empresa de la conexión a internet adecuada?

¿Qué conexión a internet necesita mi organización? ¿Mis servicios actuales son los que realmente necesita? ¿Qué hago si me quedo sin internet? ¿Tengo y/o necesito un Plan de Contingencia? ¿Puedo acceder a la información desde cualquier lugar en el que me encuentre? Son algunas de las dudas que tienen las empresas en una primera reunión de toma de contacto.

En la actualidad el motor de las empresas, además de sus recursos humanos, son: la luz (energías en general), el teléfono (móvil en mayor medida) y la conexión a internet. No hace mucho tiempo, las empresas se tenían que conformar con la red existente y el caudal que les ofrecían las grandes compañías, pero hoy en día, hay diversas soluciones que permiten tener una conexión a internet “a la carta”.

En esta tesitura, muchas empresas se preguntan ¿qué conexión necesito?, pero la respuesta llegará en el momento en el que hayamos analizando los diferentes factores clave y podamos determinar la criticidad de la conectividad para nuestro negocio:

1. Según la ACTIVIDAD que desarrollemos
¿Tenemos caudal suficiente para satisfacer nuestras necesidades? ¿Mis trabajadores se quejan de la velocidad o de sufrir pequeñas caídas? La propia actividad o uso, la cantidad de usuarios y el volumen de los paquetes de datos que enviemos o descarguemos desde internet van a influir en el caudal que podamos necesitar.

¿Qué velocidad de Internet vamos a necesitar para las tareas más comunes?

  • Consulta de páginas web y correo electrónico:

Necesitaríamos destinar un caudal de bajada de entre 3 y 6 Mb, siempre que predomine el texto en dichas consultas. Si las consultas conllevan el visionado o descarga de vídeos, lo recomendable sería de 6 a 10Mb e incluso más si son en formato HD o FHD.

  • Compartir contenido multimedia:

En este caso el caudal que tenemos que valorar es el de subida al ser un envío de datos en lugar de descarga (bajada). Hablaríamos como mínimo de 1 Mb, aunque según el volumen que ocupe el archivo tardaría bastante en enviarse.

  • Telefonía por internet, llamadas de voz y videollamadas

Skype, por ejemplo, nos permite hacer llamadas y videollamadas a través de la conexión de internet. Aquí debemos tener en cuenta la velocidad de subida y la de bajada, y para ambos casos en alta definición vamos a necesitar en torno a 10 Mb.

¿Qué quiere decir velocidad de bajada o subida?
Aprovecho el inciso para diferenciar la descarga de datos (caudal de bajada) del envío de los mismos (caudal de subida).

2. El SISTEMA de trabajo
Dónde tengamos alojada la información es otro punto clave. Hoy en día, aunque lo general es pensar que está en un servidor físico en la empresa, cada vez son más las que utilizan servidores externos que aportan reducción en gasto energético y mayor seguridad de la información (servicios cloud).

3. UBICACIÓN de mi empresa.
En este caso, va a ser importante para saber qué tipo de conexión es recomendable utilizar:

  • Asimétrica: Más económica ya que no requiere de inversiones iniciales por parte de las compañías de telecomunicaciones, donde el caudal de subida es un 10% respecto al de bajada y que no lleva implícita ninguna estabilidad en el caudal ni garantía frente a posibles incidencias.
  • Simétrica: Proyecto dedicado de conectividad punto a punto de las empresas (privacidad en la conexión al no haber “enganches” intermedios). El caudal es el mismo para la bajada y la subida y en contrato lleva implícito la garantía en la estabilidad del caudal, estableciendo un plazo de resolución de incidencias por escrito.

4. CRITICIDAD de la conectividad:
Otro aspecto a tener en cuenta, para poder tomar una decisión de la infraestructura más adecuada a implementar, son las consecuencias que para mí organización tendría una caída en el acceso a internet, es decir, nos debe permitir adelantarnos a lo que pudiera pasar y sus consecuencias económicas u organizativas. Un ejemplo, una agencia de publicidad sin acceso a internet supone el cese de actividad temporal y una dependencia total hacia la compañía que suministra el servicio.

Y, ¿cuál debería ser mi objetivo a corto plazo en la toma de decisiones?
En resumen, que la conexión en tu organización no sea una debilidad sino una fortaleza que te haga tener más oportunidades de negocio. Una óptima infraestructura en tus comunicaciones te permitirá además:

  • Ahorro en costes de desplazamiento sustituyendo las reuniones físicas por videoconferencias o reuniones vía Skype. Además, eliminamos el riesgo en los desplazamientos y reducimos la carga de trabajo del personal, siendo mayor el rendimiento ya que se puede reanudar el trabajo al finalizar la videoconferencia.
  • Formación online para los empleados en las propias instalaciones de la empresa. Hoy en día las plataformas online nos permiten reducir el coste destinado a este área eliminando gastos de desplazamiento y horas de trabajo. Además del uso de material formativo “más pesado” como pueden ser los vídeos e imágenes frente a los textos.
  • Mejora de la red Wifi de la empresa potenciando el uso de los dispositivos móviles, tablets y portátiles. La tendencia se encamina a la eliminación de los puestos fijos para favorecer el trabajo en equipo y la movilidad.
  • Uso de software online: Con una conexión a alta velocidad se puede hacer uso de programas, para la gestión empresarial diaria, en modalidad cloud reduciendo el coste y garantizando la seguridad en la información.

 

Si quieres ampliar información sobre cómo mejorar las comunicaciones y la conectividad en tu compañía, puedes descargarte el contenido y el video del Webinar Ahorra costes, moderniza y mejora las comunicaciones globales de tu empresa.

Leave a Reply

¿Quieres conocer lo último en tecnología y marketing?

¿Quieres conocer lo último en tecnología y marketing?


You have Successfully Subscribed!