El punto de partida de todo trabajador es la formación académica y la base de la carrera profesional con la que cuente. No obstante, para moverse y crecer en el mercado laboral también es necesario que adquiera y desarrolle una serie de habilidades profesionales que mejorarán su empleabilidad.

Nos encontramos en un entorno empresarial cambiante y competitivo, por tanto, para destacar entre el resto de candidatos y empleados es necesario reunir una serie de características que todas las empresas buscan. Conocer las habilidades profesionales más valoradas en la actualidad por las organizaciones te servirá para planificar una estrategia de mejora.

  • Capacidad de adaptación: Nos encontramos en un mundo laboral muy dinámico en el que los cambios tienen lugar de manera constante. Por ello es fundamental saber asumirlos y afrontarlos, lo que requiere que las empresas necesiten de empleados que sepan trabajar en un entorno en el que surjan imprevistos y en el que es necesario adaptarse rápidamente a estos cambios para continuar con la actividad profesional.

La habilidad para saber adaptarse a nuevas situaciones se encuentra relacionada también con saber asumir otros roles y desempeñar funciones no asignadas en principio a un trabajador pero que, en un momento dado, tiene que saber realizar. La capacidad de adaptación significa ser polivalente, reciclarse formativamente y tener habilidades para aprender constantemente.

  • Creatividad e innovación: Tener la capacidad de crear o idear nuevas formas de hacer un trabajo significa ser un profesional abierto al entorno, receptivo a todo aquello que se encuentra a nuestro alrededor. Lo que conlleva que, si una persona sabe aprovechar esta habilidad para crear e innovar en su desempeño y consecución de objetivos resaltará entre el resto de trabajadores.
  • Comunicación: Es la capacidad de las personas para expresar su opinión, sus ideas y transmitir información. Sin embargo, esta habilidad también se encuentra relacionada con nuestra capacidad para escuchar. La comunicación es la capacidad profesional que nos permite hablar en público y movernos sin dificultar en entornos diferentes.
  • Inteligencia emocional: Engloba un conjunto de habilidades que nos permiten expresarnos y entender las emociones del resto de personas, sintiendo empatía con los trabajadores que tenemos a nuestro alrededor. De igual modo, la inteligencia emocional engloba nuestra capacidad para relacionarnos en distintos grupos y contextos.
  • Toma de decisiones: Independientemente del puesto de trabajo de un empleado, siempre va a surgir un momento en el que todo trabajador tenga que tomar decisiones, por ello, ser resolutivo es esencial en el ámbito profesional. La mejora de la empleabilidad de un profesional tiene mucho que ver con su habilidad a la hora de tomar decisiones.
  • Trabajo en equipo: Las empresas buscan a trabajadores que tengan la capacidad de colaborar con sus compañeros, departamentos e incluso con otras organizaciones. Por ello, compartir, participar y ayudar ante cualquier situación que pueda surgir en el mundo laboral en esencial.

Leave a Reply