La preocupación por el contagio del Covid-19 ha llevado a miles de empresas a tomar medidas para garantizar la seguridad de sus empleados mediante el teletrabajo, lo que ha supuesto todo un reto para estas organizaciones.  

El Smart Working aparece como un nuevo modelo de trabajo, siendo la fusión del teletrabajo y las nuevas tecnologías, basado en dar a los empleados todas las herramientas necesarias para alcanzar un nivel de rendimiento profesional máximo en cualquier lugar.

El trabajo a distancia o Smart Working cuenta con infinidad de ventajas, no solo para los trabajadores, sino también para los empresarios: flexibilidad de horarios, conciliación de la vida laboral con la personal, reducción de tiempo por movilidad. Se trata de un modelo de trabajo basado en la consecución de resultados, lo que supone una motivación extra, eliminación de costes de alquiler de oficinas y costes adicionales, …

Pero este modelo también supone todo un reto para los líderes de las empresas y es dirigir a su propio equipo a distancia. Es importante tener presente que la tecnología y la comunicación serán dos de los grandes aliados del liderazgo a distancia.

  • Más comunicación que nunca

Es importante establecer unas pautas de comunicación claras para todo el equipo para que los trabajadores sigan sintiéndose parte del equipo y aumente el sentido de pertenencia a la empresa. Establecer canales y rutinas de comunicación permitirá tener una perspectiva clara de la situación y los avances de los compañeros. Es necesario comunicarse con cada miembro por separado y con el equipo al completo.

  • Búsqueda de los mejores canales de comunicación

Es importante buscar canales y herramientas que involucren a los trabajadores. Utiliza las videoconferencias siempre que puedas, ya que hace las reuniones más interactivas y eficaces.

Otros canales como el correo electrónico, WhatsApp u otros chats son útiles dependiendo de la información que se transmita, siendo éstos los menos eficientes cuando se trata de información importante o se tengan que debatir temas.

Una herramienta muy útil puede ser Microsoft Teams, una plataforma basado en chat de Office 365 diseñado para mejorar la comunicación y colaboración de los equipos de trabajo de las empresas.

  • Empleados responsables

Uno de los papeles fundamentales del líder es la creación de empleados responsables. Confiamos más en las personas que conocemos, así que invierte tiempo en conocer más a fondo a tu equipo.

Para teletrabajar es importante tener disciplina, madurez, sentido de responsabilidad y buenas habilidades de gestión del tiempo. Tanto en la oficina como a la hora de teletrabajar es importante definir objetivos, funciones y fomentar la autonomía y confianza en uno mismo. Con estas pautas conseguiremos que el trabajador sea eficiente y evitaremos la desmotivación.

  • Valora resultados y objetivos

El trabajo a distancia implica que no podemos conocer el tiempo que nuestro equipo pasa sentado delante del ordenador. Por lo que es importante centrarse en el resultado final, es decir, trabajar por proyectos o por objetivos.

  • Motivación de los trabajadores

Para liderar correctamente a un equipo hay que hacer que cada miembro pueda alcanzar sus metas personales trabajando para el objetivo común. Hay que detectar y entender esas motivaciones de cada uno y para ello hay que hablar mucho con el equipo y generar un clima mutuo de confianza.

Una estrategia de teletrabajo bien definida contribuirá al éxito empresarial, ya que supone una gran ventaja tanto para la empresa como para los empleados. El factor clave es tener unos líderes que construyan lazos de confianza con sus equipos profesionales y se pueda así, conseguir de una forma más eficiente, la consecución de los objetivos.

Leave a Reply